Terça-feira, 22.03.11
Sexo anal... Mitad mito, mitad realidad

 

Durante muchos años es una de las prácticas sexuales que se atribuía sólo a homosexuales. Incluso se le ha tachado de no ser natural por no cumplir con la regla de reproducción. Por eso todavía cuesta reconocer que gusta, que se practica y que puede ser de lo más placentero. Con un poco de práctica, los instrumentos adecuados y un cuidado “especial” por parte de la pareja, el sexo anal puede alzar a la persona hasta el orgasmo máximo, totalmente diferente y, según dicen los más entendidos, conseguir el clímax total.

Más o menos, entre un 30 y un 40% de los practicantes habituales de sexo admiten haberlo probado. Si se pregunta por una práctica habitual, el porcentaje se reduce. No se puede afirmar rotundamente qué parte de los españoles lo practican, porque no hay datos oficiales que recojan tales cifras. “Para disfrutar y hablar del sexo anal lo primero que debe hacer la sociedad entera es quitar los tabúes de encima”. Vicente Briet, sexólogo y miembro de la Federación Española de Sexología (FES), habla de un tema muy estigmatizado por una sociedad “muy homófoba y muy poco dada a comunicar qué prácticas sexuales nos gustan más”.

Briet echa por tierra el mito del sexo anal entre los homosexuales. “Aunque se crea que la práctica sexual más habitual entre homosexuales es el sexo anal es mentira. Practican mucho más sexo oral que anal”. En una pareja de heteros, Briet aboga por el famoso punto G que los hombres guardan en la parte más íntima de su trasero. “No sé por qué los chicos heterosexuales tienen vetado que sus chicas les estimule el ano con sus dedos… Están desaprovechando una zona de erotización inimaginable”. Falta comunicación. Ni ellos ni ellas cuentan a sus respectivos sus fantasías eróticas ni se dedican el tiempo que necesitan para alcanzar el máximo clímax.

Se busca el clímax total

¿A los dos os apetece probarlo? “Cuidado con cómo hacerlo, porque puede quitar las ganas de volverlo a hacer si no se hace sigilosamente. Recordad que el recto no admite un cuerpo extraño. Así que necesitáis excitarlo para que os acepte”. La base del éxito de esta práctica son los preliminares…. “No tengáis prisa. Alargarlos, alargarlos hasta que los dos estéis muy pero que muy excitados”, aconseja Briet.

Al conseguir la excitación máxima, la líbido subirá de tal manera que se elevarán las ganas de probar nuevas experiencias. “Lo más importante es que la mujer esté bien lubricada y él excitado al máximo”. Él acariciará el ano. Poco a poco. “Empezará por introducirle un dedo. Luego dos. Que pruebe con tres… Y que no falte lubricante. Sin miedo, poquito a poco”. Una vez que las caricias se confunden con el pene del chico, el camino ya está hecho.

Ahora toca entrar y disfrutar. “Chicos: tened cuidado al introducir el pene. No tengáis prisa: el tiempo es tuyo”. Se necesita mucha paciencia y no dejar de juguetear con las caricias, con la lubricación vaginal y el clítoris. “Si duele, necesita más lubricante. Colócalo en el ano o en el pene. Y no olvides de que debe ser una penetración suave, para que se convierta en placentera”. Al final, cada pareja marcará el ritmo y la intensidad. El clímax llegará solo.

Aquellos que no se avergüenzan de contar que lo practican y han compartido su experiencia con los demás, hablan de un placer en el que los músculos vaginales y anales se contraen, proporcionando un orgasmo que sólo analmente se puede conseguir. Un último consejo: higiene y mucha protección. “Es la práctica sexual que más enfermedades de transmisión sexual provocan”. Aviso de sexólogo.  

 

Via El Confidencial



publicado por olhar para o mundo às 03:01 | link do post | comentar

Segunda-feira, 14.03.11
Los celos y el sexo

3 de diciembre de 2009.- Mercedes Milá dijo en su día que Gran Hermano es un experimento sociológico. Ya, igual se le fue la mano, sin embargo es disculpable. Todos los que trabajamos en este negocio en ocasiones nos sentimos obligados a justificarnos. Claro, no tienes la conciencia muy tranquila y te tiras el rollo. A veces cuela. El caso es que, sin ánimo de contradecir a tan excelsa profesional de los platós, a mí Gran Hermano me recuerda poderosamente a un documental de la 2 o de National Geographic. En los últimos días estas imágenes han batido récords de audiencia y no sólo en la televisión. También en internet, puesto que la avalancha de internautas provocó que se bloqueara el servidor de Telecinco. Supongo que a estas alturas quién más quién menos ya habrá visto la secuencia de los hechos: dos hembras de la especie humana peleándose y perdiendo los papeles (una más que la otra, todo sea dicho) por intentar ganarse el amor y el aprecio de un espécimen de macho alfa, que contempla la escena impasible tumbado a la bartola. Hay que decir que el individuo y una de las contrincantes se han pasado medio concurso zumbando por todos los rincones de la casa, con el consiguiente disgusto de la madre de ella (claro). La 'otra' le ponía ojitos al fornicador constantemente y, como era de esperar, se armó la de Dios es Cristo. El combate acabó con el lanzamiento de un vaso de agua, motivo que provocó la expulsión de la agresora.

Mercedes Milá dijo en su día que Gran Hermano es un experimento sociológico. Ya, igual se le fue la mano, sin embargo es disculpable. Todos los que trabajamos en este negocio en ocasiones nos sentimos obligados a justificarnos. Claro, no tienes la conciencia muy tranquila y te tiras el rollo. A veces cuela. El caso es que, sin ánimo de contradecir a tan excelsa profesional de los platós, a mí Gran Hermano me recuerda poderosamente a un documental de la 2 o de National Geographic. En los últimos días estas imágenes han batido récords de audiencia y no sólo en la televisión. También en internet, puesto que la avalancha de internautas provocó que se bloqueara el servidor de Telecinco. Supongo que a estas alturas quién más quién menos ya habrá visto la secuencia de los hechos: dos hembras de la especie humana peleándose y perdiendo los papeles (una más que la otra, todo sea dicho) por intentar ganarse el amor y el aprecio de un espécimen de macho alfa, que contempla la escena impasible tumbado a la bartola. Hay que decir que el individuo y una de las contrincantes se han pasado medio concurso zumbando por todos los rincones de la casa, con el consiguiente disgusto de la madre de ella (claro). La 'otra' le ponía ojitos al fornicador constantemente y, como era de esperar, se armó la de Dios es Cristo. El combate acabó con el lanzamiento de un vaso de agua, motivo que provocó la expulsión de la agresora.

Sí, como podéis ver, y siento romper algún corazón, estoy enganchado. Sin ánimo de perderme en (más) disquisiciones filosóficas sobre el popular 'reality show', el hecho en sí pone de manifiesto cómo actúan los celos y la de tonterías que podemos llegar a hacer para conservar el amor, la estima o la atracción de otra persona. ¿Realmente te puedes llegar a enganchar sexualmente de una persona como para reaccionar de esa manera ante la perspectiva de que te quiten el caramelo de la boca? Pues parece ser que sí. Porque, si yo no lo he entendido mal, estamos hablando de sexo puro y duro, aunque algunos se empeñen en llamarlo amor.

Muchos de nosotros (no me gusta usar el 'todos', pero la cosa debe andar ajustada) hemos sufrido en nuestras carnes situaciones similares. Y no me refiero a montar el pollo en público o agredir a un 'rival' (eso sí, sin decirle absolutamente nada a la persona celada). Estoy hablando de engancharse sexualmente a una persona con la que la convivencia es imposible. Una persona con la que ves que no tienes nada en común, cuyas opiniones o forma de pensar te horripilan, que no te trata como tú crees merecer… pero con quien el sexo es fantástico y maravilloso. Una verdadera paradoja. ¿Somos masoquistas por naturaleza? Porque cuando sucede a la inversa, es decir, cuando estás con alguien encantador, le quieres un montón pero el sexo no funciona, lo habitual es cortar por lo sano. ¿Nos va la marcha? ¿Somos así de contradictorios?

Me cuentan mis corresponsales en el mundo de la noche, del cual llevo un tiempo bastante retirado, que en según que locales de ocio y esparcimiento no es extraño contemplar rifirrafes motivados por el clásico "¿por qué miras a mi piba?" o "Isra, mátalo". También me cuentan que hay verdaderas lobas que no se cortan un pelo a la hora de echarle los tejos a algún chico, ante las mismas narices de su pareja, y viceversa. Igual queda un poco presuntuoso, pero en mi pasada etapa televisiva como personaje de pantalla (aunque era serie B) viví algún que otro episodio parecido. Una noche, en concreto, mientras me dirigía a la barra a repostar, una mano anónima introdujo un papelito con un número de teléfono anotado. Otro día os contaré si llamé.

Lo cierto es que algunas personas utilizan los celos para 'dinamizar' su relación de pareja. Vamos, el típico truco consistente en poner celosa a tu pareja, poniéndole ojitos o loando la anatomía de alguien. Se trata de una táctica extremadamente peligrosa y que puede tener consecuencias funestas. ¿Alguno de vosotros lo ha probado?

 

Via Cama Redonda



publicado por olhar para o mundo às 03:14 | link do post | comentar

Domingo, 13.03.11
Robando.

Atención. Psicosis en el vestuario masculino de mi gimnasio. No por el manido tema del tamaño genital de los que allí nos damos cita. Ya sabéis, el llamado 'síndrome del vestuario'. No. Se trata de algo más surrealista: entre nosotros hay un ladrón de calzoncillos. Antes de continuar, me vais a permitir que introduzca un pequeño dato, para contextualizar más que nada.

 

A mí, mi madre me enseñó a recoger la ropa y no dejarla tirada por el suelo cuando me desvisto o me cambio. Por lo visto, algunas madres más abnegadas que la mía acostumbraban a ir recogiéndolo todo al paso de sus retoños, por lo que sus criaturas, una vez convertidas en hombres hechos y derechos, siguen desconociendo tan sencilla operación, señal inequívoca de pulcritud en aras de la convivencia con el resto de los seres humanos. Total, que son unos cerdos y algunos, en cuanto entran al vestuario después de sudar la gota gorda, se quitan la ropa como una stripper con convulsiones, dejando allí su montoncito de ropa esparcida, como si hubiera ocurrido un accidente y se los hubieran tenido que llevar de urgencias. Y no, simplemente se van a la ducha. No hace falta haber estudiado criminología para deducir que es en ese momento cuando probablemente actúa nuestro ladrón fetichista, al que el espectáculo de gayumbos, pantalones de deporte y camisetas de lycra sudadas tiradas por ahí se le debe representar como el mismo paraíso. Una tentación irrefrenable que culmina con el consabido hurto de tan personal prenda de vestir. Seguiré informando sobre el desarrollo de la historia, si me entero. Total, es un gimnasio muy grande, va mucha gente y he cazado la historia simplemente poniendo la oreja en un grupito de sorprendidos y desconcertados clientes, dos de ellos víctimas del robo. Ya. Parezco Jessica Fletcher. Sí, la vieja de 'Se ha escrito un crimen'. Pero no pienso mover ni un dedo para resolver el caso. Ya se apañarán. O que sean más ordenados, hombre.


La Disneylandia de un misofílico


Un misofílico anda suelto. Y no es el único. Al fin y al cabo estamos hablando de una de las parafilias más habituales, sobre todo en Japón. Consiste en excitarse sexualmente con olores fuertes procedentes, sobre todo, de ropa usada, especialmente la interior. Los que seáis un poco maniáticos o escrupulosos, tranquilos, no pienso abundar en detalles. No tengo intención de cortaros la digestión del actimel, el croissant o lo que sea que desayunéis. No sé, siempre me he hecho a la idea de que muchos leéis esto en ratos tontos durante la jornada laboral matutina. Simplemente diré que en el país del sol naciente este fetichismo ha alcanzado cotas de fenómeno social. De hecho, muchos jóvenes, sobre todo ellas, consiguen redondear sus ingresos mensuales poniendo a la venta su ropa interior usada. Para evitar desmanes, los japoneses, pueblo ordenado donde los haya, han creado un tipo de comercio llamado 'burusera' en el cual se pueden adquirir prendas usadas, con o sin foto de la antigua propietaria, envasadas en una bolsa de plástico. Hasta hace pocos años, existían máquinas expendedoras de braguitas usadas. Las autoridades niponas consideraron que la cosa ya se estaba yendo de madre y en la actualidad este trueque de dinero por braguitas y otras prendas usadas sólo se da en ámbito de las tiendas 'burusera', de las que ya hemos hablado, o en anuncios de contactos. Sí, están fatal. Y que me perdone si hay algún misofílico en la sala, pero esto de institucionalizar algo tan privado como una parafilia, le quita la gracia al asunto.

 

Aunque tampoco es bueno caer en la delincuencia, como el roba-calzoncillos de mi gimnasio. A lo mejor termina como este ciudadano japonés, al que la policía detuvo por haber robado 440 pares izquierdos de zapato de mujer. No se sabe por qué desdeñaba los zapatos del pie derecho.

Quizás nos encontramos ante un nuevo fetichismo, más sofisticado.

 

Via Cama Redonda



publicado por olhar para o mundo às 03:01 | link do post | comentar

Sábado, 12.03.11

Posturas kamasutra: la pitón

 

¿Buscas algo nuevo para tu repertorio sexual? Esta es la postura kamasutra que estabas buscando, ¡fácil y muy, muy placentera!

 

Instrucciones eróticas

 

Para hacer esta postura kamasutra, dile a tuamante que se estire en el suelo boca arriba con las piernas juntas y los brazos pegados al cuerpo. Siéntate a horcajadas sobre él. Cuando esté dentro de ti, estírate lentamente hasta que quedes tendida encima de él y vuestras extremidades queden alineadas. Cógelo de las manos y, juntos, abrid los brazos. Levanta el torso como si fueses una serpiente a punto de atacar y muévete. Para que te sea más sencillo pídele a él que mantenga los pies flexionados; utilízalos para impulsarte con los dedos de los pies.

 

Por qué te va a encantar 

 

Hasta el último de los centímetros de tu cuerpoestará conectado con el cuerpo de tu pareja. Tus pezones le harán cosquillas en el pecho, estaréis firmemente cogidos de las manos y la fricción de vuestros muslos será tan intensa que podría provocar un incendio. De premio: además de la penetración, tu clítoris estará expuesto a una estimulación continua.

 

Truco sexual

Siempre que puedas, agacha la cabeza y chúpale la parte interior de los labios. Si te sientes especialmente juguetona, antes de ponerte en posición, traza una línea imaginaria con la lengua desde los dedos de sus pies hasta sus labios, ¡haz paradas estratégicas en boxes por el camino!

Via Cosmopolitan



publicado por olhar para o mundo às 03:10 | link do post | comentar

Sexta-feira, 11.03.11

 

 Posturas Kamasutra: La colcha

Si estás buscando una postura kamasutra que os de un placer indescriptible a los dos, estás de suerte. Cosmopolitan te revela cómo poner en práctica esta postura y todos los trucos para que disfrutes al máximo con ella.

 

 

Estírate en la cama boca abajo de forma que tu estómago y tu pecho descansen sobre el colchón pero sigas tocando el suelo con los pies. En estapostura kamasutra tu amante debe penetrarte desde atrás mientras mantiene tus piernas abiertas sujetándolas por encima de la rodilla.

 

Por qué te va a encantar

Al tener el cuerpo ligeramente inclinado hacia abajo y las piernas abiertas, conseguirás que la penetraciónsea más profunda, y como es él quien te sostiene, podrá embestirte con total libertad. Además, le resultará muy sexy verte por detrás y poder observar cómo entra y sale de ti. ¿Y qué hay de ti? Tendrás la sensación de estar flotando mientras tu chico hace todo el trabajo. Además, su pene estará en el ángulo perfecto para darte placer.

Trucos sexuales Cosmo

Cuando él esté a punto de llegar al clímax, pídele que te coja por las caderas en lugar de por las piernas. Con este repentino pero sutil reajuste conseguirás un final más fogoso al permitirle tener el control absoluto de la situación.

 

Via Cosmopolitan



publicado por olhar para o mundo às 03:16 | link do post | comentar

Terça-feira, 01.03.11

 

El Speed dating

 

Antes para conocer a gente se ponían anuncios, había agencias matrimoniales, discotecas, se organizaban comidas, el programa Su media naranja, y sobre todo... ¡el destino! Hoy en días, los solteros han decidido tomar las riendas del asunto y dejar de perder el tiempo: participan en grandes reuniones con otra gente con el objetivo de encontrar, sólo en algunos minutos, el alma gemela, en el mejor de los casos, y pasar un rato de locura, en el peor de ellos. Estas reuniones son losSpeed dating. ¿Te parece eficaz? ¡Es tu turno!

 

¿Qué es exactamente el Speed dating?
Es un término que proviene del inglés y que se podría traducir como “cita exprés” o “encuentro rápido”. Nació en la década de 1990 de la mano de un rabino americano que tuvo la idea de organizar veladas de encuentros entre solteros judíos que no se conocían para favorecer las uniones intracomunitarias. Hay un episodio de Sexo en Nueva York, de la sexta temporada, en el que Charlotte, recientemente convertida al judaísmo, acude a una de dichas veladas.
A esta primera idea le salieron imitadores hasta traspasar confesiones y fronteras. En España desembarcó en 2002 para ayudar a los solteros a conocerse en un tiempo récord.

¿En qué consiste?
>El concepto: En su versión moderna el Speed dating son veladas de encuentros organizadas, durante las cuales los participantes disponen de un tiempo limitado (normalmente unos 7 minutos que, según los especialistas, es el tiempo que necesitamos para saber si una persona puede gustarnos o no) para seducir o ser seducidos por la persona que está sentada enfrente de nosotros.
>La inscripción: Suele hacerse por Internet y el coste varía en función de quién la organice pero de media son unos 30 €, normalmente con consumición incluida. 
La organización suele hacer una criba entre los candidatos para reunir gente de edades similares, categorías socioculturales parecidas, etc.
>El gran día: Hombres y mujeres se encuentran, por parejas, y se sientan uno delante del otro, con su consumición, preparados para iniciar un acercamiento deseducción rápido. Se hacen preguntas, se presentan y conversan un poco. 
¡Atención! Está totalmente prohibido darse los datos personales y decirse si se tiene la intención de volverse a ver. El suspense está en el aire...
Cuando es hora de finalizar el primer encuentro se oye una pequeña señal que indica que hay que cambiar de compañero. Los participantes (normalmente los hombre) pasan a la siguiente silla y se instalan enfrente de una nueva soltera. ¡Es como el juego de las sillas en versión amor!
Al final de la velada, todos los participantes entregan al organizador una ficha que deben rellenar a medida que se van sucediendo los encuentros. En ella se indican los números (nombres o apodos) de las personas a las que al participante le gustaría volver a ver. A partir de ahí el anfitrión de la velada los pondrá en contacto si ambos participantes están de acuerdo.

Ventajas e inconvenientes del Speed dating
>Ventajas
-Es un modo rápido de encontrar a un soltero que responda a los criterios de selección del juego.
-No hay ambigüedad: todos los participantes saben a lo que van.
-En cuanto al aspecto social: se descubren nuevos lugares y rostros.
-Es una ocasión para probar tu lado más seductor.
-Es un bueno modo de aprender a hablar de uno mismo, a presentarse, y de aprovecharlo para otras ocasiones.

>Inconvenientes 
-El lado exprés de los encuentros no da cabida a la magia del destino y saca el lado más superficial y formal del juego de la seducción. 
-El tiempo limitado para conocerse. ¡A veces falta tiempo pero otras también sobra!
-El tráfico que hay que gestionar: a veces se tiene la impresión de ser un producto expuesto al que se compara con otros productos. 
-El ego puede salir tocado si nadie te apunta en su ficha.
-Una selección que no siempre está a la altura de las expectativas de los participantes: perdedores, depredadores que sólo asisten para alargar la lista de sus cazas, graciosillos, etc.

¿Y el Speed dating aún está de moda? 
Como sucede con todos los fenómenos sociales, este nuevo sistema de encuentros se inspira un poco en la forma tradicional de ligar.
Por eso se le han dado nuevas y sutiles formas:
-El wine-dating: un curso de enología entre solteros en el que casi sin querer se conoce a otras personas entre elixires de amor. 
-El cook-dating: se aprende a cocinar y al mismo tiempo puedes acercarte al guapetón que sabe ligar una mayonesa.

¿Sabías que…?
• El término Speed dating es una marca francesa establecida por Select & Perfect que ha llegado a introducirse en el lenguaje corriente.
• Hay listillos que han aprovechado la tendencia y han organizado este tipo de reuniones para encontrar en un tiempo récord a trabajadores, inquilinos, compradores, etc.
• En la televisión digital se emite la versión española del programa NEXT, un reality basado en la forma despiadada del Speed dating.

¿Dónde inscribirse?
• La gran cita: www.lagrancita.com 
• Cata de vinos para solteros: madrid.ludicum.com/a/cata-de-vinos  
• Cursos de cocina para solteros: www.elmundodelsingle.com

 

Via Enfemenino.com



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar

Segunda-feira, 28.02.11

 

Cinturones de castidad otra vez?

 

Uno creía que estas cosas ya no existían, o que sólo quedaban circunscritas a prácticas sexuales vinculadas al BDSM o para jugar a ‘Dragones y mazmorras’. Sin embargo, parece que algunas tradiciones se resisten a desaparecer y vuelven por sus fueros, aunque no en su forma tradicional. De hecho, para ser estricto, el ‘post’ de hoy debería haberse titulado ‘ligueros de castidad’, porque en eso consiste el invento del que vamos a hablar, pero al fin y al cabo todo termina en lo mismo y lo del cinturón se entiende más rápido.

 

Cuando hablamos de este instrumento de tortura a todos nos vienen a la cabeza caballeros medievales largándose de excursión a Tierra Santa, mujeres encerradas en una torre, infecciones de caballo y honras intactas. Sin embargo, a pesar de todas las leyendas construidas alrededor de este invento, los cinturones de castidad realmente documentados datan del siglo XIX y están relacionados con la ola de puritanismo que asoló Occidente en aquella época. En alguna ocasión hemos hablado de artilugios creados en la era victoriana destinados a perseguir la masturbación o el erotismo exacerbado. En este sentido, los cinturones no eran más que otro instrumento más destinado a combatir de manera puntual las pulsiones sexuales normales del ser humano. De hecho, un cinturón sólo puede llevarse puesto unas horas, si se quieren evitar infecciones, laceraciones en la piel y otros desmanes. Algunos historiadores aseguran que realmente los cinturones nacieron durante el Renacimiento y los utilizaban algunas mujeres como instrumento de autodefensa para evitar violaciones, cuando tenían que estar en contacto con tropas o durante un viaje. A la hora de la verdad, los únicos ejemplares que han llegado hasta nuestros días no tienen más de 200 años, por lo que todo lo demás no deja de ser mera literatura o fantasía.

 

Llama la atención cómo en pleno siglo XXI todavía hay gente que toma en consideración este tipo de artilugios de castigo para asegurarse la fidelidad de su pareja. Que nadie piense en candados, cerrojos o llaves. Las nuevas tecnologías también sirven para algo en el mundo de la represión sexual. El último grito en este campo consiste en unos ligueros con chip incorporado, llamados ‘Gorgeous garters’. El chip detecta la humedad de la piel y la aceleración del ritmo cardíaco, asociados a cualquier tipo de actividad sexual, y manda un mensaje de texto al teléfono del marido o novio de la presunta infiel, advirtiéndole que se la están pegando. Me pregunto si los ligueros de castidad son tan sensibles que también envían un sms si la persona controlada sube unas escaleras o tiene que pegarse una carrerita para no perder el metro… La liga resulta imposible de quitar si no se envía un mensaje de texto automático, con un código secreto, por lo que cualquier maniobra de distracción resulta inútil. Su precio, según el modelo (seda o encaje), oscila entre los 70 y los 88 €. Los creadores del invento de marras son un matrimonio británico, Edward y Lucinda Halle, que decidieron arreglar sus problemas de alcoba de manera tan pragmática. Por lo visto, en una ocasión, Lucinda le puso los cuernos a Edward y, llena de arrepentimiento, le comentó que lamentaba que no hubiera algo en el mercado que la ayudase a evitar la tentación de acostarse con otro señor. Toma ya. Sea como sea, Edward se tragó el argumento (y la mala leche, supongo) y, junto a su infiel esposa, se puso manos a la obra para remediar el problema. Me imagino que inspirados en las pulseras que colocan a los presos, dieron con la solución patentando esta peculiar liga de castidad. Así está el mundo. Lo más preocupante es que, en la página web, aseguran que la demanda ha sido tal que actualmente tienen las existencias agotadas.  

 

Via Cama redonda



publicado por olhar para o mundo às 03:08 | link do post | comentar

Sábado, 26.02.11

 

Los sueños eróticos

Desde simples romances a las escenas más calientes, todo el mundo tiene sueños eróticos, pero muy pocos lo reconocen. Y sin embargo, dicen mucho de nosotros y de nuestra sexualidad. 

 

El sueño se divide en ciclos de aproximadamente 90 minutos, y cada uno comporta uno una fase de sueño lento y paradójico. Es en el transcurso de la última donde aparecen los sueños. Los sueños eróticos forman parte de nuestra intimidad, desde la edad más joven y sobre todo a la adolescencia. La pubertad, propicia a los sueños más picantes, también está relacionada con las primeras emociones amorosas... Se trata, por lo tanto, de un aprendizaje de la sexualidad que se perpetuará a largo de la vida adulta.


¿Para qué sirven? ¿De dónde vienen?


En cuanto al origen de los sueños eróticos, los psicoanalistas son formales: lossueños eróticos no aparecen por casualidad y serían el fruto de deseos vividos durante el día. Por ejemplo, si un hombre te ha impactado durante día, es muy posible que sueñes con abrazos ardientes con él.

Hacer el amor en un sueño muestra que la imaginación de la soñadora está estimulada o, tal como lo analizó Freud, que es capaz de formarse una historia deseada o incluso de satisfacer pulsiones inconscientes. Objeto verdadero de liberación, el sueño erótico permite al individuo cumplir necesidades sexuales pasadas y, por lo tanto, moverse mejor en la vida diaria. 
Lejos de las presiones morales, la soñadora puede mostrar su energía de la líbido y expresar todos sus deseos sexuales, hasta los más extravagantes. ¿Sueñas con ser una comehombres mientras que en realidad mantienes tu honor siendo fiel? ¿O incluso te revuelcas en la fotocopiadora con tu compañero, pero te intimida muchísimo? ¿Y qué? En los sueños, los tabúes, la represión y otros bloqueos no tienen cabida. 
Mejor todavía, los sueños eróticos permiten detectar ciertos bloqueos, e incluso ayudan a liberarlos. Por ejemplo, una joven frígida que sueña a menudo conrelaciones sexuales con orgasmos, podría darse cuenta de su problema y decidir consultar a un especialista para solucionarlo.

 

¿Hay que tener miedo?

 

 

Via EmFemenino


publicado por olhar para o mundo às 01:29 | link do post | comentar

Sábado, 29.01.11

Aqui ya no  hay

 

Si hay un sector que realmente saca provecho de la celebración de ferias y congresos en una gran ciudad es, sin lugar a dudas, la prostitución. Hordas de individuos trajeados aprovechan una o dos noches alejados del hogar conyugal yéndose de picos pardos con sus compañeros o celebrando un negocio en alguno de los puti-clubes de la ciudad, con la misma ilusión que sus niños en un chiqui-park. En estos días se está celebrando en Madrid la Feria del Turismo (Fitur) y os puedo asegurar que el trajín en los dos putis cercanos a mi caso ha sido continuo. Me cuenta un amigo, relacionado con el sector (del turismo, aclaro, aunque un poco puta también es, pero de los que no cobran), que ayer mismo, durante su visita al recinto ferial, fue obsequiado con  una tarjeta descuento para acceder a un conocido local de prostitución lujosa de Madrid. Vamos, que los asistentes ya no tienen porqué preguntarle a un taxista dónde pasar un ratito de ocio sexual en su viaje de trabajo a la gran ciudad. Que es lo que se había hecho toda la vida. Y de paso, el conductor se llevaba una comisión del ‘puti’.

 

Existen muchas maneras de engañar a la pareja, aunque sea sólo sexualmente, y hay una auténtica industria organizada alrededor de esta cuestión. En los últimos años han surgido empresas que, por ejemplo, te pueden organizar un imaginario viaje de trabajo (con invitaciones a un congreso, billetes de avión, reservas de hotel y todo tipo de detalles) mientras tú te encierras en un hotel a jugar a los papás y las mamáscon otra persona que no sea tu mujer o tu marido. Tengo entendido que la coartada la llevan a extremos muy imaginativos, realizando llamadas telefónicas para dar credibilidad a todo el montaje. Otras iniciativas no son tan espectaculares, pero también son ingeniosas. En Argentina, algunos bares han instalado una cabina telefónica que reproduce sonidos ambiente distintos para dar veracidad a nuestras palabras cuando estamos contando una bola de campeonato. No hay nada peor que decir a tu pareja que estás en el trabajo y que, de repente, suene la megafonía del aeropuerto de fondo, porque has ido a acompañar a ‘otra persona’ que ha venido a tu ciudad a verte, bueno, a acostarse contigo. Creedme, está basado en hechos reales. ‘¿Qué coño haces en el aeropuerto?’Decir que te venía de paso no cuela.

 

Bromear con el asunto de los cuernos, aunque se trate simplemente de renuncios sexuales, sé que está mal, porque no es una situación demasiado agradable para el engañado. Sin embargo, desde la experiencia que me otorga haber engañado y también haber lucido una hermosa cornamenta en alguna que otra ocasión, considero que el humor, aunque sea negro, actúa de una manera muy terapéutica en nuestra mente cuando nos pasan estas cosas. Precisamente humor es lo que desprende una aplicación del Iphone, que ha tomado el nombre del golfista Tiger Woods (se llama ‘Tiger Text’), un infiel de campeonato cuya agitada vida sexual extraconyugal ha sido expuesta a la luz pública recientemente. Al menos, en Estados Unidos, cuando te pillan en semejante sarta de mentiras puedes alegar que eres adicto al sexo. Te vas 15 días a una clínica y chimpún. Aquí es más complicado. Volviendo a la aplicación telefónica, consiste en un programa que permite enviar mensajes que tienen caducidad. Pasado determinado periodo de tiempo, los sms enviados se borran automáticamente. También del teléfono al que lo hayas mandado.Así no te pasará nunca lo que a Tiger, cuya mujer descubrió todo el pastel cotilleando en su teléfono móvil. Hay gente muy despistada, que no siempre recuerda borrar mensajes comprometedores o que, en el colmo de las tragedias, manda a su pareja un sms tórrido y sensual destinado a un amante. Una vez más, basado en hechos reales.

 

En estos casos, cada maestrillo tiene su librillo. Los hay que se apuntan a un gimnasio para disimular y llegar duchaditos a casa, otros que tienen más de un perfil en facebook (el oficial y el de caza)… En fin, que hay mil y una opciones. Ahí tenéis el foro para dejar vuestra fórmula maestra o qué os inventáis cuando os apetece un desahogo con alguien con quien no compartís gastos mensuales. Una cosa sí os voy a decir: si sois de naturaleza generosa, utilizad siempre un preservativo. Que si engañar está feo, ‘pegarle’ algo a tu pareja ya es para matarte.

 

Via Cama Redonda



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar | ver comentários (1)

Sexta-feira, 28.01.11

 

Asi de chiquito

 

Estaba yo pensando, con motivo de la muerte de Augusto Algueró, que la letra de su canción ‘Tómbola’ tiene múltiples lecturas. Eso de ‘en la tómbola del mundo, he tenido mucha suerte’ puede aplicarse a cualquier circunstancia de nuestra vida. También a nuestras características genitales. Como propietarios o potenciales usuarios. Porque, a ver, a veces estas cosas pasan: conoces al hombre de tu vida, futuro padre de tus hijos, tiene una conversación amena, te hace reír con sus cosas, no tiene halitosis, es formal y trabajador (pero con un puntito macarra), te mira bonito... Aunque todo lo expuesto hasta aquí lo hayas corroborado sólo en cinco minutos de conversación en una barra, decides acompañarle a su casa a tomar la última y, tachán, la tiene pequeña. No me refiero a la casa. Bueno, ciertos apartamentos hacen que se te caiga el alma a los pies, pero está feo eso de descartar a la gente por su hábitat o sus posibilidades económicas (aunque me consta que hay gente que lo hace). No, hablamos del tamaño del miembro viril.Aunque en todo manual de urbanidad sexológica queda claro que el tamaño no importa (el grosor tiene más enjundia), la máxima del ‘burro grande, ande o no ande’ goza de gran predicación. Y los que no dan la talla, se las ven y se las desean para gustarse y gustar. ¿Qué hacer en esos casos? Hombre, como usuaria o usuario, conformarte con la tómbola del mundo, esperar que tu próximo ex esté mejor calzado o, si es un rollo de una noche, seguir ‘jugando’, como con las tapas del yogur de antaño. Si eres el dueño del champiñón, desarrollar y optimizar otras habilidades amatorias que no dependan directamente del pene es una buena solución. Hay lenguas que obran milagros, por ejemplo. Que conste que hablamos de penes pequeños, entre 6 y 10 centímetros y no de micropenes. Sea como sea, en esta ‘cama redonda’, fieles a nuestro espíritu de servicio público, vamos a comentar algunas posturas sexuales que pueden ayudar a los discretamente dotados a superar con éxito el escollo del coito.

 


Hace años tuve la discutible fortuna de tener una compañera de trabajo que nos contaba a toda la redacción su vida sexual con pelos y señales, quisiéramos o no. Todavía recuerdo, como si fuera hoy, cómo proclamó a los cuatro vientos (porque era de las que hablan a gritos) que ella y su novio lo hacían de lado, porque él la tenía pequeña y si no lo hacían así, se le salía constantemente. Él estaba presente en la confesión. Aún tengo grabada su cara de aturdimiento. Creo que ya no están juntos, pero bueno. Está claro que, a su manera autodidacta, esta pareja consiguió que sus relaciones sexuales no fueran un ‘coitus interruptus’ en el más estricto sentido gracias a la tradicional postura de la cuchara. Hay algunas más:

 

-El perrito. Un clásico entre los clásicos. Una vez se encuentra el ángulo adecuado (colocando ella la cabeza y los hombros sobre la almohada y arqueando la espalda), hasta el chihuahua más pizpireto consigue cabalgar a un San Bernardo (o Bernarda, para el caso es lo mismo). Como en toda penetración trasera (no exclusivamente anal), la componente visual es muy importante para el elemento activo ya que en todo momento se controla la situación y se evitan resbalones o intentos de escapatoria involuntarios del pajarito en la jaula. En fin, que ya lo sabéis, no sé qué os estoy contando.

 

-Las orejas de conejo. Seguimos en el reino animal. Ya que hablábamos de la importancia de lo visual en toda relación sexual. El inconveniente en el perrito (aunque para algunos puede ser una ventaja en ocasiones) es que los amantes no se ven las caras. El sexo frente a frente también es posible aunque se tenga un pene pequeño. Para ello, la chica debe tumbarse de espaldas, colocar las piernas a la altura de las orejas del chico, con una almohada a la altura del trasero, de tal manera que la pelvis quede elevada de cara a favorecer un ángulo de inserción más grande al pene. Para evitar que las piernas (las orejas del conejo, vamos) se cansen demasiado en esa posición, el chico puede sostener las rodillas de su compañera por la parte posterior con sus manos. Ah, y esta postura permite la manipulación del clítoris sin tener que detener la penetración.

 

-La V. Como la serie de los lagartos. Ella se tumba boca arriba y abre las piernas en forma de V. Él arrodillado, levanta las caderas de su compañera y puede controlar en todo momento la penetración. En esta posición la estimulación del clítoris la puede realizar también el chico.

-Una sin bautizar. Se admiten sugerencias. Ella se tumba de espaldas, con las piernas cerradas y él la penetra desde atrás, con las rodillas situadas a lado y lado. Evidentemente, en el momento de la penetración, ella debe abrir un poco las piernas pero, una vez dentro, las puede cerrar y evitar cualquier escapatoria. Un ‘pero’: si tu churri pesa un poco y la colcha es especialmente mullida, puedes morir asfixiada.


En este enlace podéis ver algunas posturas más que no hemos comentado. Que quede claro que un pene pequeño no tiene porqué significar una vida sexual aburrida. De hecho, se le puede sacar bastante más partido que a cacharros mucho más grandes, torpes y pesados como un elefante entrando en una cacharrería.

 

Via Cama Redonda



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar

Quinta-feira, 20.01.11

Adiccion al sexo

 

Adicción al sexo, una peligrosa obsesión. Todos sabemos que mantener una sexualidad plena resulta muy favorable para nuestra salud, ya que no solamente nos proporciona satisfacción y placer, sino que además es una forma perfecta para gastar energía, demostrar amor hacia quién nos interesa, y posee beneficios contra el estrés, los dolores de cabeza y mejora la circulación sanguínea.

A pesar de todos éstos beneficios muchas veces puede transformarse en una obsesión, y cuando uno pierde el control sobre sus comportamientos sexuales, comienza a encontrar problemas  que alteran su vida afectiva, sus relaciones personales y su calidad de vida.

La adicción al sexo es una enfermedad, y como tal debe ser tratada por un especialista. Las personas que la padecen no pueden ejercer un control sobre sus impulsos sexuales ni las fantasías que poseen, ya que a toda costa intentan poner el práctica aquello que les viene a la cabeza, lo que los expone no solamente a lastimar a sus compañeros sexuales, sino también a la posibilidad de contraer cualquier tipo de ETS.

La dependencia, el alcoholismo, la drogadicción y muchas otras falencias que derivan en trastornos sexuales, pueden hacer que una persona de vuelva adicta al sexo. Debe tratarse como cualquier enfermedad, mediante psicoterapia o con un terapeuta sexual, quién indicará los pasos a seguir y de ser necesario medicará al paciente.

 

Via Sexología



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar

Quarta-feira, 19.01.11

Sindrome de Peter Pan

 

Sexualidad, ¿Qué es el síndrome de Peter Pan? El síndrome de Peter Pan, según afirman los psicólogos es nada más ni nada menos que aquellos hombres que generalmente llamamos inmaduros, o que se niegan a crecer, no pudiendo asumir responsabilidades, tanto en sus actividades cotidianas como en la vida de pareja.

A menudo vemos hombres seductores, atractivos y joviales, que cuidan su imagen, hacen deportes, divertidos y los ideales para salir de fiesta en fiesta, pero que a la hora de asumir un compromiso, son los que advierten que siempre elijen a la mujer equivocada, y que no pueden hacerse cargo de una relación seria.

Este fenómeno que crece año a año en la comunidad masculina y que también puede darse en algunas mujeres, exhiben una falta de sincronización entre la edad cronológica y su madurez emocional por lo que asumir las responsabilidades que implica una pareja, está fuera del alcance de ellos.

Los hombres niños, si bien pueden resultar la compañía ideal porque son muy agradables,generalmente se resisten al paso de los años, y son eternos adolescentes de 30, 40, 50, 60 años y muchos mueren siendo Peter Pan sin asumir que la vejez y el paso del tiempo, también tienen sus atractivos  y no es necesario anclarse en la eterna juventud.

 

Via Sexología



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar

Terça-feira, 18.01.11

Sexo, a primeira vez

 

Temor a revelar la intimidad, miedo al dolor o simplemente no saber cómo hacerlo. Hacer el amor por primera vez puede ser una fuente de angustias. Descubre nuestros consejos para un comienzo dulce.

 

¿A qué edad?
La diferencia de edad de la primera relación sexual entre chicos y chicas ha disminuido. Sin embargo, a diferencia de lo que se cree, los jóvenes no son cada vez más precoces. En España, la media se sitúa entre 17 y 18 años. Sin mirar a las estadísticas, lo esencial es no precipitarse y esperar al buen momento. Para que tu primera vez vaya bien, es imprescindible que quieras hacerlo. No te presiones, el estrés no te ayudará a relajarte. Tus músculos se contraerán y la penetración

 

¿Cómo actuar?
Hay relación sexual cuando hay penetración. El sexo en erección se anida en la vagina lubricada y efectúa movimientos de ida y venida para alcanzar la eyaculación. Parece técnico pero no te inquietes, ¡todo es muy natural!

¿Qué son los preliminares?
Sobre todo, no te saltes la etapa de los preliminares. Estas caricias os harán descubrir la sensualidad del cuerpo del otro y aumentará la complicidad entre los dos. Sumergíos al corazón de las sensaciones todavía desconocidas para determinar qué es lo que os da placer. Las caricias íntimas, besos suaves omasajes eróticos favorecen la excitación sexual que necesitas para pasar al acto. El sexo masculino está en erección y tu vagina se lubrica de forma natural. Una lubricación insuficiente provoca una penetración dolorosa. En ese caso, no dudes en humidificar tu vagina con la ayuda de saliva o de un lubricador.

 

¿En qué posición?
¡Dejad las acrobacias para más adelante! No dudes en decir a tu pareja que reduzca el ritmo si sientes dolor. Tomaos vuestro tiempo. Para la primera vez, el misionero (tú tumbada boca arriba, él encima) es una buena opción. En esta posición, la penetración se hace de manera natural, ya que su pene se encuentra en la dirección de tu vagina. 
La segunda opción es tú sentada a horcajadas sobre él. De esta manera podrás guiar su sexo como quieras en tu vagina y podrás controlar en movimiento.

 

¿Qué es el himen?
Perder la virginidad supone la ruptura del himen, una membrana que recubre parcialmente el orificio vulvar de la vagina. Es posible introducir un dedo o utilizar tampones antes de la primera relación, ya que el himen tiene una ligera abertura. Durante la penetración, el himen se desgarra y puede provocar una pequeña hemorragia o dolor. También es posible sangrar un poco la segunda vez. La práctica de un deporte con regularidad, principalmente la danza o la equitación, ceden el himen. En estos casos, la primera penetración se realiza con más suavidad.

 

¿Decepcionada con tu primera vez?
Es poco frecuente que alcances el séptimo cielo durante tu primera relación. Entran en juego mucho factores: miedo a hacerlo mal, estrés, etc. El sexo es como todo: hay que practicar para ser bueno. Como la vagina no es una zona dotada de múltiples captadores de placer, lleva su tiempo. Está en ti dejar atrás ese mal sabor de boca. Te darás cuenta de que cada vez es mejor y que la penetración no es la única fuente de placer.

 

Precauciones
No porque sea tu primera vez puedes olvidarte de protegerte. Siempre conpreservativo para evitar cualquier enfermedad de transmisión sexual. No dudes en hablarlo con tu pareja. También puedes pensar métodos anticonceptivos. Coge cita con tu médico de cabecera quien, después de un chequeo completo, sabrá prescribirte la píldora anticonceptiva que más te convenga.

 

Via EmFemenino



publicado por olhar para o mundo às 03:04 | link do post | comentar

Quinta-feira, 13.01.11

 

 

 

 

 

 

Lo cierto es que ver sexo en la oficina es algo que hacen muchos, eso sí, a escondidas. Y es que el horario laboral es para lo que es, y no para dedicarse a esas cosas…

Pero si aún con todo quieres ver un poco de sexo, lo mejor es que no te pierdas este vídeo. Y es que aunque aparentemente parece un vídeo con gráficas y de lo más inocente, si inclinas hacia atrás la pantalla, verás algo totalmente distinto.

¿Qué te parece? Desde luego, es de lo más ocurrente, no me digas.

 

Via DeSexualidad



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar

Quarta-feira, 12.01.11

Que no hacer con su pene

 

¿Te has planteado alguna vez qué cosas le gusta a tu chico que hagas con su pene y cuáles no? Y es que el pene es muy sensible, y hay cosas que pueden resultar molestas en la cama.

¿Quieres saber cuáles? Pues sigue leyendo…

Ten cuidado de no arañar el pene ni pellizcarlo cuando lo toques, porque puedes acabar haciendo daño a tu chico. ¡Cuidado con las uñas! Si estás pensando en darle un masaje, cuidado con los productos perfumados o con alcohol, porque podrías provocar una irritación.

Ten cuidado de no retorcer ni estirar demasiado el pene, ya que puede ser doloroso. También hay que tener en cuenta no tirar del vello púbico ni testicular, ya que le puede hacer daño. Claro, a no ser que te lo pida y te apetezca probar…

Por cierto, un consejo: seguro que a tu chico le darás una sorpresa estupenda si cuando menos lo espera le sorprendes con una sesión de “sexo manual“. ¿Te animas?

 

Via DeSexualidad



publicado por olhar para o mundo às 03:03 | link do post | comentar

mais sobre mim
posts recentes

Sexo anal... Mitad mito, ...

Los celos y el sexo

Fetichismo y ropa interio...

Posturas kamasutra: la pi...

Posturas Kamasutra: La c...

El Speed Dating

Cinturones de castidad, o...

Los sueños eróticos

Cómo engañar a la pareja

Sexo, Posturas para penes...

arquivos

Fevereiro 2016

Dezembro 2015

Novembro 2015

Setembro 2015

Julho 2015

Junho 2015

Maio 2015

Janeiro 2015

Dezembro 2014

Novembro 2014

Outubro 2014

Setembro 2014

Julho 2014

Junho 2014

Março 2014

Janeiro 2013

Dezembro 2012

Novembro 2012

Outubro 2012

Setembro 2012

Agosto 2012

Julho 2012

Junho 2012

Maio 2012

Abril 2012

Março 2012

Fevereiro 2012

Janeiro 2012

Dezembro 2011

Novembro 2011

Outubro 2011

Setembro 2011

Julho 2011

Junho 2011

Maio 2011

Abril 2011

Março 2011

Fevereiro 2011

Janeiro 2011

Dezembro 2010

Novembro 2010

Outubro 2010

Setembro 2010

Agosto 2010

Julho 2010

Junho 2010

Maio 2010

Abril 2010

Março 2010

Fevereiro 2010

Janeiro 2010

Dezembro 2009

Novembro 2009

Outubro 2009

Setembro 2009

Agosto 2009

Julho 2009

Junho 2009

Maio 2009

Abril 2009

Março 2009

tags

todas as tags

blogs SAPO
subscrever feeds
comentários recentes
Moro no Porto gosta de saber se há este tipo de cu...
Olá Boa tarde eu ultimamente não sinto prazer sexu...
Gente me ajudem nao sei oq fazer eu tenho meu mari...
joga na minha conta entaomano
Eu es tou dwsssssssssvzjxjshavsvvdvdvsvwhsjdjdkddd...
Quero fazer uma pergunta referente ao tema e é pro...
fala comigo
Essa papelaria em Queijas da muito jeito chamasse ...
ai mano to nessa como faz???
Gostaria de saber oque fazer quando a criança nega...
Posts mais comentados