Segunda-feira, 14 de Março de 2011
Los celos y el sexo

3 de diciembre de 2009.- Mercedes Milá dijo en su día que Gran Hermano es un experimento sociológico. Ya, igual se le fue la mano, sin embargo es disculpable. Todos los que trabajamos en este negocio en ocasiones nos sentimos obligados a justificarnos. Claro, no tienes la conciencia muy tranquila y te tiras el rollo. A veces cuela. El caso es que, sin ánimo de contradecir a tan excelsa profesional de los platós, a mí Gran Hermano me recuerda poderosamente a un documental de la 2 o de National Geographic. En los últimos días estas imágenes han batido récords de audiencia y no sólo en la televisión. También en internet, puesto que la avalancha de internautas provocó que se bloqueara el servidor de Telecinco. Supongo que a estas alturas quién más quién menos ya habrá visto la secuencia de los hechos: dos hembras de la especie humana peleándose y perdiendo los papeles (una más que la otra, todo sea dicho) por intentar ganarse el amor y el aprecio de un espécimen de macho alfa, que contempla la escena impasible tumbado a la bartola. Hay que decir que el individuo y una de las contrincantes se han pasado medio concurso zumbando por todos los rincones de la casa, con el consiguiente disgusto de la madre de ella (claro). La 'otra' le ponía ojitos al fornicador constantemente y, como era de esperar, se armó la de Dios es Cristo. El combate acabó con el lanzamiento de un vaso de agua, motivo que provocó la expulsión de la agresora.

Mercedes Milá dijo en su día que Gran Hermano es un experimento sociológico. Ya, igual se le fue la mano, sin embargo es disculpable. Todos los que trabajamos en este negocio en ocasiones nos sentimos obligados a justificarnos. Claro, no tienes la conciencia muy tranquila y te tiras el rollo. A veces cuela. El caso es que, sin ánimo de contradecir a tan excelsa profesional de los platós, a mí Gran Hermano me recuerda poderosamente a un documental de la 2 o de National Geographic. En los últimos días estas imágenes han batido récords de audiencia y no sólo en la televisión. También en internet, puesto que la avalancha de internautas provocó que se bloqueara el servidor de Telecinco. Supongo que a estas alturas quién más quién menos ya habrá visto la secuencia de los hechos: dos hembras de la especie humana peleándose y perdiendo los papeles (una más que la otra, todo sea dicho) por intentar ganarse el amor y el aprecio de un espécimen de macho alfa, que contempla la escena impasible tumbado a la bartola. Hay que decir que el individuo y una de las contrincantes se han pasado medio concurso zumbando por todos los rincones de la casa, con el consiguiente disgusto de la madre de ella (claro). La 'otra' le ponía ojitos al fornicador constantemente y, como era de esperar, se armó la de Dios es Cristo. El combate acabó con el lanzamiento de un vaso de agua, motivo que provocó la expulsión de la agresora.

Sí, como podéis ver, y siento romper algún corazón, estoy enganchado. Sin ánimo de perderme en (más) disquisiciones filosóficas sobre el popular 'reality show', el hecho en sí pone de manifiesto cómo actúan los celos y la de tonterías que podemos llegar a hacer para conservar el amor, la estima o la atracción de otra persona. ¿Realmente te puedes llegar a enganchar sexualmente de una persona como para reaccionar de esa manera ante la perspectiva de que te quiten el caramelo de la boca? Pues parece ser que sí. Porque, si yo no lo he entendido mal, estamos hablando de sexo puro y duro, aunque algunos se empeñen en llamarlo amor.

Muchos de nosotros (no me gusta usar el 'todos', pero la cosa debe andar ajustada) hemos sufrido en nuestras carnes situaciones similares. Y no me refiero a montar el pollo en público o agredir a un 'rival' (eso sí, sin decirle absolutamente nada a la persona celada). Estoy hablando de engancharse sexualmente a una persona con la que la convivencia es imposible. Una persona con la que ves que no tienes nada en común, cuyas opiniones o forma de pensar te horripilan, que no te trata como tú crees merecer… pero con quien el sexo es fantástico y maravilloso. Una verdadera paradoja. ¿Somos masoquistas por naturaleza? Porque cuando sucede a la inversa, es decir, cuando estás con alguien encantador, le quieres un montón pero el sexo no funciona, lo habitual es cortar por lo sano. ¿Nos va la marcha? ¿Somos así de contradictorios?

Me cuentan mis corresponsales en el mundo de la noche, del cual llevo un tiempo bastante retirado, que en según que locales de ocio y esparcimiento no es extraño contemplar rifirrafes motivados por el clásico "¿por qué miras a mi piba?" o "Isra, mátalo". También me cuentan que hay verdaderas lobas que no se cortan un pelo a la hora de echarle los tejos a algún chico, ante las mismas narices de su pareja, y viceversa. Igual queda un poco presuntuoso, pero en mi pasada etapa televisiva como personaje de pantalla (aunque era serie B) viví algún que otro episodio parecido. Una noche, en concreto, mientras me dirigía a la barra a repostar, una mano anónima introdujo un papelito con un número de teléfono anotado. Otro día os contaré si llamé.

Lo cierto es que algunas personas utilizan los celos para 'dinamizar' su relación de pareja. Vamos, el típico truco consistente en poner celosa a tu pareja, poniéndole ojitos o loando la anatomía de alguien. Se trata de una táctica extremadamente peligrosa y que puede tener consecuencias funestas. ¿Alguno de vosotros lo ha probado?

 

Via Cama Redonda



publicado por olhar para o mundo às 03:14 | link do post

Comentar:
De
  (moderado)
Nome

Url

Email

Guardar Dados?

Este Blog tem comentários moderados

(moderado)
Ainda não tem um Blog no SAPO? Crie já um. É grátis.

Comentário

Máximo de 4300 caracteres



Copiar caracteres

 



O dono deste Blog optou por gravar os IPs de quem comenta os seus posts.

mais sobre mim
posts recentes

DEOLINDA - Novo disco ac...

Orq. Gulbenkian & Orq. Ge...

UHF no Cineteatro Munici...

Bar ACERT - Café-Concerto...

Tsunamiz - I Don't Buy It

Biruta - DATAS em JULHO -...

Itinerário do Sal - ópera...

Junho traz concerto de Pe...

Sarah Nery edita EP homón...

Candeio apresentam novo s...

arquivos

Fevereiro 2016

Dezembro 2015

Novembro 2015

Setembro 2015

Julho 2015

Junho 2015

Maio 2015

Janeiro 2015

Dezembro 2014

Novembro 2014

Outubro 2014

Setembro 2014

Julho 2014

Junho 2014

Março 2014

Janeiro 2013

Dezembro 2012

Novembro 2012

Outubro 2012

Setembro 2012

Agosto 2012

Julho 2012

Junho 2012

Maio 2012

Abril 2012

Março 2012

Fevereiro 2012

Janeiro 2012

Dezembro 2011

Novembro 2011

Outubro 2011

Setembro 2011

Julho 2011

Junho 2011

Maio 2011

Abril 2011

Março 2011

Fevereiro 2011

Janeiro 2011

Dezembro 2010

Novembro 2010

Outubro 2010

Setembro 2010

Agosto 2010

Julho 2010

Junho 2010

Maio 2010

Abril 2010

Março 2010

Fevereiro 2010

Janeiro 2010

Dezembro 2009

Novembro 2009

Outubro 2009

Setembro 2009

Agosto 2009

Julho 2009

Junho 2009

Maio 2009

Abril 2009

Março 2009

tags

todas as tags

blogs SAPO
subscrever feeds
comentários recentes
Moro no Porto gosta de saber se há este tipo de cu...
Olá Boa tarde eu ultimamente não sinto prazer sexu...
Gente me ajudem nao sei oq fazer eu tenho meu mari...
joga na minha conta entaomano
Eu es tou dwsssssssssvzjxjshavsvvdvdvsvwhsjdjdkddd...
Quero fazer uma pergunta referente ao tema e é pro...
fala comigo
Essa papelaria em Queijas da muito jeito chamasse ...
ai mano to nessa como faz???
Gostaria de saber oque fazer quando a criança nega...
Posts mais comentados